24 de marzo de 2011

Corregiste mis sentimientos más erróneos que nunca comprendí. Ahora en tus brazos con el palpitar de tu corazón a tu lado me siento sumamente feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada